Yayos Emprendedores, una empresa con beneficio social

La empresa Yayos Emprendedores S.L, fundada por jubilados, se dedica a la comercialización de juguetes y ropa infantil tejida por presos y parados que ocupan así sus manos “involuntariamente” ociosas. Emerge como empresa social con el objetivo de ser parte activa en la creación del futuro de las nuevas generaciones y ejemplo de reinvención en la jubilación.

-A +A
Yayos emprendedores
Manuela Carmena, jueza ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, es el germen de Yayos Emprendedores, S.L., una pequeña empresa que fabrica y vende zapatitos, abrigos, jerseys y juguetes para niños de 0 a 3 años. Carmena cuenta como recién jubilada y al heredar la gran caja de retales con telas preciosas de su suegra pensó en cómo emplear esos tejidos y se le ocurrió hacer zapatitos de tela para bebés. «Pensé que esos zapatitos se podían fabricar en prisiones. Se lo propuse a quien entonces era la Secretaría de Estado de Prisiones, doña Mercedes Gallizo, y le pareció una magnífica idea y así empezó todo».
 
Yayos Emprendedores. S.L., se forma con un pequeño grupo de jubilados que pusieron el capital inicial con sus recursos y algunos pequeños préstamos personales de amigos. Actualmente el equipo está formado por 4 valientes, dos jubiladas que no cobran retribución alguna y dos expertas en corte y confección que están en plantilla. Ellas diseñan el producto y gestionan la tienda-taller Zapatelas, que tiene su local de venta al público en el madrileño barrio de Malasaña. La confección se lleva a cabo en 2 cárceles de la provincia de Madrid, Aranjuez y Alcalá Meco y en 2 talleres sociales para desempleados en los barrios madrileños Orcasitas y Orcasur en los que Yayos Emprendedores “enseñan a coser el paro”.
 

Una empresa con beneficio social

Para Carmena «emprender en estos tiempos es casi una locura si se piensa en ganar dinero, pero si lo que se plantea es simplemente cubrir gastos para poder pagar sueldos a quien tanto lo necesita, pues es una necesidad, una verdadera necesidad». Así mismo dice que a día de hoy no tienen beneficios y que su objetivo por el momento es ser autosuficientes, lo que parece que están ya muy cerca de conseguir. Cuando tengan beneficios los quieren reinvertir en dar trabajo a más gente.
 
Cumplen así el objetivo de la empresa social que no retribuye el capital sino que lo usa en beneficio de la gran mayoría, tal y como lo define el gran economista paquistaní y Premio Nobel de la Paz Yunus. En Estados Unidos existen las “Benefit Corporation” o las “Low-Profit Limited Liability Company” y en Reino Unido “Las Community Interest Company”. Sin embargo, la legislación española no tiene reconocida este tipo de sociedades y Yayos Emprendedores tuvo que optar por la clásica Sociedad Limitada. 
 

Emprender en la jubilación para crear el futuro

Yayos Emprendedores también pretende demostrar que la jubilación puede ser un proceso de reinvención personal en el que los jubilados, aunque de forma diferente, sigan trabajando. La oportunidad de aprovechar esa sabiduría y experiencia para contribuir a la sociedad y ser agentes del tan necesario cambio social.
 
Carmena afirma, «me gusta decir que los mayores tenemos una gran mochila llena de vivencias, experiencias y conocimientos. Nosotros solo tenemos presente, no futuro, pero nuestro hoy puede ayudar a diseñar el mañana de muchos jóvenes. Tenemos que ser activos para ellos. Nuestro dinamismo no puede quedar arrinconado».
 
La empresa Yayos Emprendedores es un gran ejemplo de que todos podemos aportar para construir el mundo que deseamos y que no hay que despreciar la contribución de las personas mayores o jubiladas que siguen siendo parte activa y necesaria de nuestra sociedad.
Basada en una obra en www.melior.is. Contacta | Aviso legal |